¿Cómo preparar las pistas para el mastering?

Un error bastante extendido es esperar del mastering algo que debemos realizar en la mezcla.

¿Se debe hacer todo en la mezcla? Si y no…

Lo cierto es que SI hay procesos que deberían realizarse en el mastering y no antes, Pero ¿Cuáles son?


Qué se debe realizar en la mezcla

La mezcla es el momento donde se deben equilibrar los diferentes instrumentos entre si. Para ello debemos ecualizar, comprimir o procesar con cualquier otro efecto que necesitemos, por ejemplo, reverb, delay, saturación, chorus, etc. Todo con la idea de obtener UNA CANCIÓN TERMINADA, pero a un volumen menor que el estándar (El estándar está entre -12 y -8 aproximadamente). Cómo excepción, se podría decir que los niveles de ecualización y compresión no deberían ser extremos, para poder terminar de pulirlos en el mastering.

Puestos a tomar decisiones, siempre es mejor quedarse corto que excederse y sobreprocesar, llegado el caso, es mucho más recomendable tener el tema ligeramente oscuro (Falto de agudos) pero equilibrado, que excederse en potenciar todos los instrumentos por separado y perder con ello el equilibrio frecuencial que ya habíamos conseguido. Recordemos que en el mastering se procesa en bloque y un cambio como el mencionado se realiza de forma mucho más respetuosa en el mastering.

Por la misma razón, es mejor tener el conjunto de los instrumentos a falta de un poco de compresión, que aplastar y limitar de forma irrecuperable. Insisto en que este tipo de procesados en bloque, se realizan mucho mejor en mastering, pero esto no es una excusa para no pulir al 100% en mezcla los detalles que precise la canción.

En conclusión, la mezcla debe ser nuestra canción terminada pero sin llegar a extremos, mejor dejarla en un terreno ¨neutro¨ y por supuesto, con headroom (Distancia hasta alcanzar el 0 dbfs). Unas medidas aproximadas para terminar un tema podrían ser entre -20 y -16 Lufs y un mínimo de -3dbs de peaks


Qué NO se debe realizar en la mezcla

Como se deduce de los párrafos anteriores, no se debe buscar el volumen final en la mezcla, esto es un ERROR MUY GRAVE que, además de repercutir de forma muy negativa en la calidad de la mezcla, limita terriblemente las posibilidades de trabajar en el mastering.

Otro de los comportamientos a evitar es intentar llegar a los extremos en graves o agudos, lo óptimo es buscar el equilibrio, la calidad y la definición y dejar la potenciación para el mastering.

Eliminar los ruidos al principio de las pistas es una tentación pero realmente nos deja sin una muestra que analizar para que el noise reduction pueda trabajar de forma correcta, hay que dejar siempre espacio en blanco (No borrado) tanto al principio como al final.

Los fade out o fade in deben realizarse en la etapa de mastering, no realices el fade out del final bajo ningún concepto, esto altera el comportamiento de los compresores y sería un desastre. Para solucionar esto, debes indicar al realizar tu pedido, en que momento comienza el fade y cuanto dura, así se podrá realizar correctamente en la etapa del mastering.


Cómo actuar con el mastering

Otro de los errores habituales con los que me suelo encontrar son los cambios de última hora. Una nueva toma de voz, una pista de guitarra que se quita o se añade, etc. Como ya hemos dicho, la canción debe estar ¨TERMINADA¨.

Pensemos que al enviar una pista a masterizar, lo más probable es que hayas pasado días o semanas escuchando la canción durante jornadas agotadoras, con el foco de atención puesto en cada detalle, cada sonido y cada proceso. Cuando contratas un mastering, lo que necesitas es una visión externa y objetiva, sin la contaminación que tú ya llevas acumulada. Si cada cambio que notas en el mastering, lo consideras un error porque NO ES IGUAL QUE TU MEZCLA, al final conseguirás una mastering con los mismos errores y carencias que tenía tu mezcla, debes dejar trabajar al profesional encargado, le has contratado por eso. Deja descansar tu oído, escucha de una forma lo más objetiva posible el resultado, no estés comparando y haciendo pruebas A/B con tu mezcla para encontrar en qué se ha desviado de lo que tenías memorizado, precisamente ¡ESTE EL OBJETIVO DEL MASTERING! Añadir o quitar lo que tú ya no eras capaz de notar por la falta de objetividad. Si contratas a un profesional para que aplique una visión externa, no le impongas que cometa los mismos errores que tú tuviste, no tiene sentido.

Un comportamiento sano y positivo es escuchar el mastering como el trabajo final que es, escúchalo en diferentes equipos, a volúmenes diferentes, sólo y acompañado, con auriculares y altavoces, etc, procurando no estar siempre con la mezcla en mente. Cuando lleves unas cuantas escuchas sin haber vuelto a la mezcla, entonces estarás capacitado para decidir si hay algún detalle que ajustar, porque la canción lo pide, no porque se haya desviado de la mezcla (Y sus errores).


Especificaciones técnicas

  • Formatos admitidos Wav, flac
  • Archivo comprimido en zip, rar o 7z
  • 44.1KHz o 48.0KHz / 24 bits
  • No variar el formato de grabación al exportar el mixdown
  • Desactivar efectos del bus master (Si trabajas sobre un compresor, no es necesario)
  • No aplicar fade out ni fade in
  • Deja el fader del bus master en 0 dbfs
  • No eliminar el ruido de fondo
  • El volumen de la pista no debe llegar a 0dbfs en valoreses de peaks,  -3 dbfs es recomendable
  • Es aconsejable mantener una medida de RMS/Lufs Int de unos -18 aproximadamente
  • No normalizar
  • No aplicar dithering
  • Etiqueta la pista con tu nombre y el título de la canción

Cómo actuar con las revisiones

Ningún ingeniero de mastering va actuar en contra de tus canciones, sería un suicidio laboral absurdo, pero tampoco tenemos la capacidad de leer la mente o conseguir imposibles. Si no estas de acuerdo con alguna de las decisiones tomadas y quieres una revisión, es muy recomendable que hayas actuado de forma correcta para saber que no estás perpetuando y fijando los errores que habías enviado. Vuelve a leer ESTO. Una vez tengas claro lo que quieres conseguir, es importante un último paso, lo que pides ¿Es posible, existe? Para saber si existe, puedes adjuntar unas referencias donde indiques el nivel de agudos, graves, volumen, etc, que quieres conseguir, aquí vas a ver claramente si lo que pides existe o solo era un recuerdo distorsionado de una sensación. Si no es posible, el encargado de mastering te dirá por qué. Ten en cuenta que el mastering es el último paso antes de la difusión o fabricación y se pueden hacer verdaderas maravillas, pero está supeditado a todos los pasos anteriores. No puedes pretender sacar del mastering una voz clara y definida cuando fue grabada con un móvil en condiciones paupérrimas y mezclada de forma muy mediocre, hay que ser consciente de la situación.


Despedida

Espero haberte podido ayudar en algunas de las dudas que te trajeron hasta aquí. si a pesar de todo, sigues con preguntas que hacer, tienes el correo para poder dirigirte a mi directamente, IR A CONTACTO

Que disfrutes de tu mastering, de tu proyectos y te deseo mucha y buena música, ¡Hasta pronto!

2 comentarios en “¿Cómo preparar las pistas para el mastering?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *